CRÓNICA: Morriña Fest 2022 - A Coruña

Ozuna arrasa, Funzo & Baby Loud brillan y Lost Frequencies sorprende en el Morriña Fest


Por: Pedro Brea Rego / Fotos: Carla Rial Sánchez

Tras ver y escuchar los conciertos del Morriña Fest en el estadio de Riazor, en A Coruña, Ozuna sale como ganador al arrasar. Brillaron además, Funzo y Baby Loud y Lost Frequencies, con Black Eyed Peas cumpliendo bien. Fueron dos noches (15 y 16 de julio) que dieron para mucho, con otros protagonistas como Duki, Lola Índigo, Maluma, Viva Suecia...

Morriña Fest 2022, crónica de concierto

15 Julio, 2022 | Pedro Brea Rego / Fotos: Carla Rial Sánchez

15 Julio de 2022 en Estadio Riazor, A Coruña

  •  Grupos: Conciertos del Morriña Fest 2022 2022: _Viernes 15 de julio: Vega, Funzo & Baby Loud, Viva Suecia, Lola Índigo, Maluma y Crystal Fighters.
    _Sábado 16 de julio: Belén Aguilera, Lost Frequencies, Xoel López, Duki, Ozuna, Black Eyed Peas y Franz Ferdinand.
  • Lugar: Estadio Abanca Riazor.
  • Precio de las entradas y abonos, y público: Entrada diaria de 39 a 49 euros. Asistencia de más de 22.000 personas, según los promotores
  •  Promotora: Área de Turismo del Ayuntamiento de A Coruña y Xacobeo 2021- 2022.


El cartel de conciertos del Morriña Fest 2022 se resume asi: Lost Frequencies sorprende, Funzo & Baby Loud brillan, Ozuna arrasa y Black Eyed Peas no defraudan pero hay MUCHO más.

El festival celebrado en el Estadio de Riazor, hogar del Real Club Deportivo de La Coruña, ha dado cabida a algunos de los mejores conciertos del año. La buena música y un ambiente extraordinario convirtieron a ambas jornadas en una fiesta.

A Coruña rindió culto los días 15 y 16 de julio a la buena música (del reguetón al trap, el rap, el hiphop, house, el indie rock o el pop) y a la cultura festivalera de la mano del Morriña Fest, congregando en su segunda edición a protagonistas como los citados y a otros de la talla de Duki, Ozuna, Maluma o Viva Sueci , entre otros.

Viernes: energía, cantautores y reggaetón.
La jornada estuvo marcada por el calor y la música empezó a las 17.00 horas con la actuación de la cantautora Vega, dando un concierto que estuvo protagonizado por un continuo trasiego de gente buscando sus respectivas localidades por todo el estadio en el que Vega presentó el álbum que publicó este mismo año: "Mirlo Blanco". En su show le acompañaron artistas como Xosé Manuel Budiño (acaban de grabar un tema juntos), que tocó la flauta y la gaita, algo que los presentes agradecieron con una sonora ovación para ambos artistas.

A continuación, empezaron los platos fuertes del día encabezados por el duo de hermanos alicantinos Adrian y Juan Carlos Gomis, es decir, Funzo y Baby Loud, sin duda alguna, la sorpresa de la jornada, ya que su entrega, su energía y su juventud hizo de Riazor una auténtica fiestON.

Nos cantaron temas icónicos como "Joven para siempre", "Malibú con piña", "Inmortales" o su último sencillo: "Pum". Además, hicieron un alegato en contra de los teléfonos móviles, ya que ambos están en contra de vivir los conciertos con estes dispositivos en la mano. Tal y como dijo Funzo “Carpe diem, sentid las canciones y vividlas al máximo”.

A posteriori, Viva Suecia continuo con el show el clave pop rock, eso sí, la zona delantera del escenario pasó de ser un aula de instituto a un ferviente grupo de padres y madres disfrutando del indie, sobre todo, de la canción que el grupo tiene con Leiva: "Justo cuando el mundo apriete", además no faltaron clásicos de la emergente banda murciana como "La voz del presidente" o "Bien por ti".

Su testigo lo recogió Lola Índigo, claramente la mejor puesta en escena del día, ya que la perfomance liderada por Míriam Doblas es un espectáculo de canto y baile digno los mejores artistas. Así pues, la madrileña cantó temas que Riazor coreó a pleno pulmón: "La niña de la escuela", "Lola Bunny", "Toy story", "Tamagochi", "4 besos", "Trendy", "Mujer bruja" y "Ya no quiero ná".

El público gozaba desde las gradas involucrado hasta el punto de bailar encima de los asientos, algo que la seguridad del recinto no permitia pero que acabaron tolerando debido al gran número de gente que lo hizo. Además, Lola ïndigo se mostró especialmente cariñosa con los más pequeños que, subidos a los hombros de sus padres y madres se desvivían por llamar la atención de la artista a base de gritos o carteles con todo tipo de mensajes, algunos tan llamativos como “Lola te regalo a mi hermano si me mandas un beso”.

Por último, Maluma hizo enloquecer a todos los presentes, pese a no tener una buena setlist y cantar a lo sumo 8 canciones en más de una hora. El colombiano cantó temas como "Felices los 4", "Borró cassette", "Mojando asientos", "11 PM" y "Hawaii", tema que entonó dos veces, para abrir y para cerrar el concierto,la segunda vez en acústico.

Sábado: Ritmo, baile y fiesta, mucha fiesta.
Tras el éxito del primer día, el sábado creaba mucha expectativa, ya que al ser no laborable, por lo general, se esperaba que el público acudiera en masa ya desde primera hora de la tarde. Las expectativas se cumplieron a lo grande, ya que a las 17.00 el estadio se encontraba casi a la mitad de capacidad de su aforo, con más de 3 horas por delante hasta el primer cabeza de cartel del día. La gente tenía ganas de pasarlo bien y se notaba en el ambiente, sobre todo en las gradas, donde las olas se sucedían sin parar a la espera de la llegada de Duki, Ozuna y Black Eyed Peas.

El primer concierto del sábado fue el de Belén Aguilera, una artista pop emergente pero que pese a su corta edad ha sido telonera de Alicia Keys, de hecho sorprendió a todo el mundo cantando en un piano de cola su propia versión de "No One". Aunque los temas más relevantes y que mejor calaron en los asistentes fueron "Camaleón", "La tirita" e "Inteligencia emocional", todos muy bailables, con mención incluída a Lola índigo amiga y coautora de "La tirita".

A esta le siguió, el que para mí era el tapado del cartel, Lost Frequencies. El Dj belga es el típico artista del que muchos conocemos canciones pero no asociamos de quien son. De hecho al inicio de su concierto no había demasiada gente delante del escenario del Morriña Fest a esa hora, pero nada más escuchar "Rise", tema con el que abrió su show, todos acudimos en masa a la parte delantera de la pista. Así pues y para sorpresa de todo el mundo, yo incluído, Lost Frequencies no se limitó tan solo a poner sus tracks, si no que jugó con todo tipo de drops (parte en la que rompe la canción) pasando desde el house hasta el hardstyle en algunas ocasiones. Dentro de su setlist no faltaron temas como "Where are you now", "Are you with me o Questions", todos ellos muy cercanos al house y con una gran bailabilidad.

A las 18.55 llegó el turno para Xoel López, lo que consideramos un error, ya que el cambio de estilo tan brusco desanimó a gran parte del público, haciendo que muchos fuesen a por bebida, comida o se sentasen a la sombra. Pese a todo, el músico coruñés contó con una gran base de fans dándolo todo a pleno sol, logrando el momento álgido con la canción "Lodo", popularizada por el anuncio publicitario del Xacobeo 2201/2022 y que cantó con la camiseta del Dépor puesta, ganándose así a todo aquel que estaba allí presente, hasta tal punto que se ganó una increíble ovación por parte de toda la grada del estadio, tal y como si de un jugador del mismísimo Dépor se tratase.

El momento de la cabeza de cartel llegó a las 20.25 horas con el concierto del trapero argentino Duki, que desató una auténtica locura entre los asistentes más jóvenes, eso sí, nada que ver con lo sucedido en el festival Son do Camiño, celebrado en Santiago de Compostela semanas antes. Duki cantó todo lo esperado, cosa que nos sorprendió ya que desde la organización tan solo le dieron 45 minutos de actuación, repertorio en el cual consiguió encajar temas como "Antes de perderte", "She dont give a fo", "Malbec" o "Si quieren frontear".

Además, Duki dejó hueco para que su productor, Asan cantase la sesión que tiene con Bizarrap. Cuando Duki volvió al escenario se bajó directamente al foso y se dedicó a cantar "Goteo" mientras interactuaba con los fans, los cuales no podían contener las lágrimas por la emoción, regalándole desde gafas a banderas. Fue en uno de estes momentos cuando Duki nos señaló a mi compañera Carla Rial Sánchez y a mi de manera directa y nos guiñó un ojo al vernos entregados a sus canciones. Debido al escaso tiempo apenas pudo cantar nada de su nuevo disco: "Temporada de Reggaetón 2".

Tras Duki le tocó a Ozuna, el concierto del día sin duda y, probablemente del festival. La gente enloqueció desde el minuto uno y el artista se comprometió al máximo con los asistentes. Más de una hora de reggaetón sin parar, donde la gente se hartó de bailar y gritar al ritmo de temas como "Farsante", "Criminal", "Caramelo" o "Te Boté", entre muchos otros. Al final la organización terminó cortándole el sonido por pasarse del tiempo establecido, acabando el concierto con miles de personas cantando "Te Boté" a capella, sin duda uno de los momentos más mágicos del festival.

Ozuna transformó Riazor en una discoteca llena de ritmos latinos sobre los que la gente bailaba, perreaba hasta el suelo, saltaba y se lo pasaba en grande ante un artista que convirtió el Morriña Fest en su casa, arrasando...

El turno de Black Eyed Peas llegó justo a continuación, aunque para nuestra sorpresa el concierto dejó bastante que desear conforme al que dieran años atrás en el citado Son do Camiño. Salieron tarde, con unos 15 minutos de retraso, y se dedicaron a jugar con el público y a lucirse individualmente más que a cantar. Pese a ello, hicieron enloquecer al público de Riazor viviendo un momento mágico con la canción "Where is the love", donde los asistentes iluminaron A Coruña con todos los flashes de sus móviles encendidos.

Además, Black Eyed Peas cantaron todas las canciones icónicas de su set list como son "Just Cant get enough", "Pump it", "Lets get it started", "Dont stop the party" y "I goota feeling". También entonaron "Ritmo" y "Girl like me", sencillos estrenados ya con la nueva composición de la banda, donde tras la marcha de Fergie se unió J. Rey Soul. La mayor pega, dejando a un lado la demora inicial, fue la excesiva interacción con el público haciendo cánticos y gritos comunes. Todo esto sumado al retraso hizo que el tiempo inicial destinado al concierto se redujera de froma notable evitando que y interpretaran en el Morriña Fest 2022 temas más recientes como "Dont you worry".

El festival lo cerró el grupo escocés de indie rock Franz Ferdinand, ofreciendo un concierto que no pudimos ver (tampoco el de Crystal Fighters del día anterior) pero que a la gente le gustó mucho, según me dicen varias personas asistentes, ya que el grupo que lidera Alex Kapranos supo interactuar con el público para así cerrar un festival de este calibre como debe ser, por todo lo alto, con auténticos himnos como "Take me out", "Do you want to" o "The dark of matinée".

Todo ello parte de un festival Morriña Fest que, má allá de los conciertos y la música, a nivel organizativo, funcionó bien en cuanto a barras, tiempo de espera para pedir, accesos, baños y demás... y hoy, pasadas unas horas, ya sentimos morriña de cara a una próxima edición.


 

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON Morriña Fest 2022

laganzua.net

© copyright 2001-2021

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Instagram

La Ganzua en Youtube

Volver Arriba

Volver Arriba

laganzua.net © copyright 2001-2021

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

creditos

mapa web

protección de datos