CRÓNICA: Russian Red - Santiago de Compostela, A Coruña, Abril 2009

Russian Red, mucho más que una barra de labios


Por: Marisol Blanco - B. B.

El marketing, diablo poderoso, puede hacer que veamos de verde hasta el cielo azul, por eso, cada concierto supone un retrato necesario.

Russian Red, crónica de concierto

25 Abril, 2009 | Marisol Blanco - B. B.
Compartir en Whatsapp
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Facebook

25 Abril de 2009 en sala Capitol, Santiago de Compostela, A Coruña

  • · Grupos: Russian Red
  • · Público: Casi llleno [unas 700 personas].
  • · Precio: 15 euros anticipada; 16,50 en www.heikenen.es; 20 en taquilla.
  • · Promotora: Okapi / Heineken Music Selector.

El marketing, diablo poderoso, puede hacer que veamos de verde hasta el cielo azul, por eso, cada concierto supone un retrato necesario. El spot de Hageen Dasz que popularizó un tema de Russian Red, su presencia en la banda sonora de la taquillera Camino y el apoyo publicitario de Heineken... piden cautela. Se habla tanto de Lourdes Hernández, tanto y tan bien, que parece que van a sonar los aplausos una hora antes de que salga... Lourdes, we love your glasess pero ten vista, el éxito tiene algún abrazo cabrón.

En una escena indie llena de voces mediocres, esta guapa madrileña de 23 años destaca por lógica. Canta como un ángel, canta pop dulce de alma folkie. Escuchar su directo es una delicia pese a ciertas poses prescindibles como cuando habla al público con frases que tiritan de timidez algo exagerada, o eso parece, después de todo, lleva meses recorriendo grandes salas y dando entrevistas...

Russian Red es un quinteto pero en realidad es el proyecto de Lourdes Hernández, cantante y compositora que empezó esa aventura a medias con un ausente... Brian Hunt, músico cántabro de sangre inglesa que toca en Half Foot Outside y que, al parecer, fue novio de Lourdes. Dejando atrás ese guiño a Aquí Hay Tomate, los Russian Red salieron 45 minutos más tarde del horario previsto [21.30 h.], bajo un cartelón propagandístico de la cerveza que imaginas [a 3 euros en la barra]...
Unos segundos antes, una voz femenina anunció por megafonía el veto a fumar y sus sanciones. El mensaje provocó algún silbido pero peor fue lo del concierto de John Cale en este mismo local, cuando un promotor de Last Tour International subió al escenbario a leer un largo pregón de prohibiciones como si el ex de la Velvet Underground fuera un santo.

Lourdes apareció con un vestido camisero de color azul, sin mangas, y con una guitarra acústica más grande que ella pero no que el atractivo de sus ojos, alegres y aniñados, despiertos y tímidos.
Bastó mirar a la banda para saber que el show tendría mucho de folk americano. El teclista Charlie Bautista [encendió un pitillo ya en la segunda canción] y Manuel Cabezalí, guitarra [voz de Havalina], lucían sendas camisas a cuadros, y el bajista [Alberto Rodriguez, creo] una con dibujos tatuados de flechitas country, parecían una banda del folk rock californiano de los años 70, década de la que bebe Lourdes que quizá tenga en su Ipod temas de Joni Mitchell junto a referentes más cercanos como Leslie Feist, quizá.
Por cierto, Bautista y Cabezali acompañan a veces a Christina Rosenvinge, que meses antes dió un flojo concierto en esta misma sala, con Nacho Vegas, probando la diferencia entre alguien que canta bien [Russian Red] y alguien que desentona.
Empezaron a cinco voces, porque cantó hasta el batería [Pablo Serrano, creo] en una intro a modo de juego vocal, como si estuvieran calentando en un coro a modo de mantra para cohesionar su complicidad como grupo. Al minuto, se callaron y voló la primera ovación. Sí, el público estaba ganado de antemano.
Entre los primeros cortes, "No Past Land", puso a favor de Lourdes a los incrédulos porque hay voz, talento por pulir y cierto duende, aunque cuando subía la voz ese cielo de nubes agudas cargaba un poco como si el volumen estuviera demasiado alto.

Aparte de las canciones más conocidas, cantadas con esa dicción perfecta y una voz afinada llena de evocaciones, en ese arranque brilló el apoyo del guitarrista, abriendo la noche evocando atmósferas con el slide y, de vez en cuando, dibujando detalles que arropaban sin molestar los giros vocales de Lourdes, destacando "Go Play On".
Sí, "Go Play On" estuvo entre lo mejor del set, con un crescendo perezoso y el guitarrista entrando a repetir el estribillo, dando empaque y cuerpo a un tema con leve ropaje instrumental pero con hondura, siendo uno de las coreados por el público, que rompió la noche en aplausos cuando ella, sola, a capella, sostuvo con suavidad la frase final... "Go Play On".
Aunque en algunos cortes la reverberación dada a su voz pudo resultar algo excesiva, escuchar cómo encara canciones como "Just Like A Wall", difíciles de cantar, entrando y saliendo de ellas con sonrisa expresiva es lo que pone a esta madrileña por encima de la media.
Igual que temas de su estreno como "No Past Land" deberían durar días enteros, alegra saber por dónde van los aires de lo que será su segundo disco, al menos por las pistas que da en los directos. Una duda: ¿lo editará alguna multinacional?
Lourdes habló poco, atada por su timidez, pero sonó a peloteo gratuito cada uno de sus comentarios sobre "un público maravilloso", más cuando, a la hora del cierre, la duración del show no pasó de los 80 minutos, show corto si, de verdad, estaba tan a gusto como decía en una ciudad y en una tierra que no citó en ningún momento.
"The Dont Believe" fue uno de los pasajes más animados del set. Su cadencia festiva algo cabaretera alteró al grupo, variando posiciones, con el teclista a la batería y el batera puesto en plan marcial, en pie con bombo al pecho. La polivalencia de la banda también tuvo otro momento especial cuando el teclista tomó armónica y ukelele para dar colorido a un tema donde ella le miró con una complicidad que parecía decir lo no escrito...
Por el camino, fueron cayendo sus hits, caso de "Cigarettes", que sonó entre gritos de "¡guapa, guapa!", que ella agredeció sonriendo con un par de hoyuelos infantiles en su rostro. Tras 50 minutos, se despidió y con ella se fueron todos.

Añadieron luego dos bises, cada uno de dos canciones completando un setlist corto para el precio de la entrada y lo bien que ella decía sentirse en escena.
"Me quedería tocando aquí toda la noche pero no puedo...", dijo Lourdes, obviedad que no estaba reñida con hacer un tercer tema en el segundo bis o con salir de nuevo. Abrió el primer bis con "I´m sorry", "Lo siento", canción popularizada en los años 50 por Brenda Lee, y que revisó con la clase y esa fragilidad casi etérea que ya es la marca de Russian Red.
Hablando de covers, "Girls Just Wanna Have Fun", "Las Chicas Sólo Quieren Divertirse", canción de los años ochenta cantada por Cindy Lauper, cerró la noche, igual que cierra su primer disco. Lourdes hizo esa versión sóla en escena, tirando de guitarra y voz tras recibir un paternal beso en la cabeza del guitarrista.
Hubo quien echó de menos una mayor pasión, sin entender, quizá, que Lourdes vive esa pasión a su estilo, sin estridiencias, rasgando una guitarra que no quiere hacer ruido pero que, por ahora, no pasa desapercibida.

P.D.: El momentazo de la noche fue ver a Lourdes emplear un divertido xilófono de juguete, disfrutando como una cría, y probando que no es tan ñoña, que sí sabe divertirse aunque el repertorio de sus conciertos no sea un manual de optimismo. Total, la vida tampoco lo es, ¿no?

P.D. 2: Al salir, sólo tenian a la venta bolsos y camisetas con diseño bastante pobretón, y sin embargo no había discos... curioso.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON Russian Red

entrevistas

Russian Red entrevista

Russian Red ha grabado un tema en castellano para Disney-Pixar, confirmando que está a otro nivel. Ya no es la revelación indie de hace tres años. Su carrera crece. La...

26 Julio, 2012

crónicas

Russian Red, el ángel caído del indie

Russian Red

Russian Red en Santiago. Casi lleno, como hace dos años. Mismo lugar, otro disco, Fuerteventura [Sony, 2011]. Misma afluencia, distinto...

28 Mayo, 2011

laganzua.net

© copyright 2001-2024

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias de Música Independiente

Agenda de Conciertos y Entradas

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Instagram

La Ganzua en Youtube La Ganzua Feed

Volver Arriba
La Ganzua en FacebookLa Ganzua en TwitterLa Ganzua en InstagramLa Ganzua en YouTube La Ganzua Feed

Volver Arriba

laganzua.net © copyright 2001-2024

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

créditos

mapa web

protección de datos