CRÓNICA: Niña Coyote eta Chico Tornado - Vitoria - Gasteiz

Niña Coyote eta Chico Tornado, stoner rock sin toque de queda


Por: Marisol Blanco / Xabier S. / Fotos: La Ganzua/GinMusica

Niña Coyote eta Chico Tornado van camino de cumplir una década de rock underground, ensayos a miles y carreteras sin parar. Tras escucharles en concierto en la sala Jimmy Jazz de Vitoria - Gasteiz, tenemos algo claro: ha llegado su hora. Ofrecen stoner rock sin toque de queda.
Niña Coyote eta Chico Tornado, crónica de concierto

18 Diciembre, 2020 | Marisol Blanco / Xabier S. / Fotos: La Ganzua/GinMusica

18 Diciembre de 2020 en sala Jimmy Jazz, Vitoria - Gasteiz

  • · Grupo: Niña Coyote eta Chico Tornado
  • · Sala: Jimmy Jazz (Vitoria - Gasteiz).
  • · Público: Unas 100 personas. Lleno.
  • · Precio: 14 euros
  • · Promotora: Gin Musica. 

Escuchas a Niña Coyote eta Chico y sabes que están pasando de ser una banda underground a seguir (tocaron en Mad Cool 2018) a ser ya algo mayor. Pueden y deben ganar público. En este bolo, su estallido de distorsión ha llegado a las entrañas de cada uno de los cien asistentes. Han tiritado hasta las paredes.

Atentos, el miércoles 30 de diciembre tocan en el Kafe Antzokia de Bermeo (Bizkaia), el 6 de enero en San Sebastián - Donostia, en el teatro Victoria Eugenia, el 7 de enero en la sala Zentral de Iruña - Pamplona y el 18 de febrero en Galdakao Torrezabal K.E.

Por partes. Siete de la tarde, la capital de Euskadi, calle Coronación. Hacemos cola para acceder a la sala, con recomendaciones reiteradas para mantener la distancia de seguridad, para que nos peguemos a la pared liberando la acera, algo que todas y todos, cumplimos casi con perfección. Unas vallas amarillas y un trabajador de la sala aseguran que accedamos al local por grupos, distanciados, sin prisa, sin pausa. Abunda el euskera entre el público y entre las letras de Niña Coyote eta Chico Tornado.

Dentro, más empleados de la sala van solventando dudas e indicando como sentarnos en sillas numeradas, altas y bajas, puestas sobre cintas adhesivas fluorescentes que indican donde y cómo debemos estar repartidos en una jornada con las entradas agotadas.

 

niniacoyotechicotornadovitoria3


19.16 h. Escuchamos a The Doors como fondo previo por el hilo musical antes de que el dúo donostiarra que forman Ursula Strong (batería) y Koldo Soret (guitarra y voz) salga al escenario. Al minuto comprobamos que los donostiarras suenan alto y claro. Un trallazo instrumental, otro cantado y en el tercer corte... una muestra de poderío: "Errautsak", más que una canción una apisonadora.


Koldo toca una guitarra que parecen dos, tres, cuatro. Hace igual líneas de bajo tórrido que saca chispas sin freno con sus púas mientras Ursula, alias de Usua de la Fuente, tensa y tensa parches y hacer arder el bombo como si no hubiera mañana. Por cierto, ojo al vídeo, adjunto abajo de "Errautsak", lo grabaron en el mítico desierto Joshua Tree (California) y hace que el tema brille aún más.

 

niniacoyotechicotornadovitoria4


Entre acertados quiebros del ritmo y una pedalera que parece una caja de truenos, Koldo tira de todos para abrirle paso al rock entre la noche y las limitaciones y precauciones lógicas de la actual crisis sociosanitaria. Si no nos levantamos de la silla no es por falta de voluntad es porque estamos clavados por la esperanza de tiempos mejores para la música en directo pero cabecear, tabletear con los dedos o marcar los golpes del batería con el tacón son una constante en el ambiente de la Jimmy Jazz esta noche.


Segundo instrumental, atacan "Cabezacubo", que como "Errautsak" es parte del disco largo publicado en 2019, "Aitzstar", un tercer álbum galardonado en los Premios MIN 2020 como Mejor Disco en Euskera. En veinte minutos de actuación abundan los aplausos tras un saludo de Koldo explicando que por fin tocan en Vitoria tras aplazar fecha previa.

 

niniacoyotechicotornadovitoria5


Escuchamos después "Azeri eta Herio", un estallido de distorsión convertido en buena bandera de la banda, hasta el punto de ser el tema elegido para interpretar en La Dos (TVE) con Ariel Rot como segunda guitarra dentro del programa "Un país para escucharlo".


Respaldados por un equipo Fender, hoy no hay tregua. Stoner rock de mil texturas menos... blandas. Niña Coyote eta Chico Tornado son dos y parecen cuarenta. Llenan. Koldo incluso se marca al inicio dos o tres saltos de impresión que hacen que te cueste creer que lleve en la música desde los primeros años 90. ¿Qué desayuna este hombre de melena ramoniana? Rock and roll y actitud.


Lo suyo es el rock fronterizo, áspero, de paisaje desértico a ratos pero sin llegar a la aridez de masticar un cáctus. Brío sí, monotonía no. Y en su estilo, eso tiene mérito. Ellos ven más matices. Un ejemplo ha sido verles tocar en la Jimmy Jazz el "White room", tema original de Cream, aquel fugaz supergrupo formado en la segunda mitad de los años 60 por Eric Clapton (guitarra), Jack Bruce (bajo) y Ginger Baker (batería).
Y ojo, Koldo, sin ser sir, lo defiende bien en inglés hasta hacer obligada la compra del single en vinilo donde lo han editado, que trae a su vez otro cover, el de "Superstition", hit de Stevie Wonder que una fan de la banda no se cansa de pedir en vano a lo largo de la noche.

 

niniacoyotechicatornado


Alternando letras e instrumentales casi en una proporción de seis a cuatro, usando bien los ecos, las distorsiones, sonando empastados, Niña Coyote eta Chico Tornado nos han ido llevando a su terreno, haciendo que los vientos del rock campen en la noche sin toque de queda que, para respetar las normas, estamos nosotros, pero para volar libres están los ecos del clavijero de Mikel y los platos Paiste de Ursula. Ambos vestidos de negro, él con chorreras en los hombros cercanos al mundo country...

Más madera. Riffs a destajo, el más bajo a grito pelado. Público siguiendo normas necesarias. Música siguiendo la libertad del viento, voy, vengo y a nadie le doy explicaciones. Todo alto y claro, con ventanas al viento en variso cortes para que se cuelen sonidos psicodélicos.


No sé los discos que tiene Koldo de Motorhead pero en más de un tema sus líneas de bajo a la guitarra recuerdan detalles del añorado Lemmy, unas veces por lo pétreo de su sonoridad y otras por su capacidad para cambiar el paso, yendo de rápido a mucho más rápido.

 

niniacoyotechicotornadovitoria2


Tocado al estilo de los conciertos de Los Ilegales, ya sabéis, tema, tema, tema, sin apenas parloteos intermedios y con presentaciones parcas, a las 20.08 h., Niña Coyote eta Chico Tornado nos dicen adiós. En vez de 52 minutos de concierto nos han sabido a 70 m.


Hay bis, claro. Se pide poco porque se da por hecho que regresan. Lo hacen. En la sala, se bebe mucho aunque nadie se levante y se disfruta de un buen sonido, en lo que también conviene destacar al equipo de técnicos del local que ha ecualizado con acierto a esta pareja donostiarra, sacando además un buen partido al equipo de luces, muy necesario cuando en escena solo hay dos personas.


Queda el postre. Como a ratos antes, cada vez que Koldo sale al borde del escenario el ambiente se acelera, brotando hasta ramalazos de dar palmas acompasadas... lo que siendo Euskadi (somos fríos, sí, las chirigotas son en Cádiz) y tocando además  para un público sentado subraya hasta que punto han cuajado un buen concierto.


En el bis, tras cierto titubeo, se crecen con una tacada de trallazos entre los que nos parece reconocer "Lainoa" aunque el cruce de similitudes entre varias de sus composiciones dificulta leer el set list pero sin dejar de disfrutar cada tema.

 

niniacoyotechicotornadovitoria6


Cuando parece que no van a más lo logran, con Koldo rondando como un león enjaulado una batería donde Ursula sonríe y alza la baqueta bien alto mostrando el puño en señal de actitud compartida con el centenar de personas presentes al final de este ritual de una Jimmy Jazz concluido a las 20:25 h., cita que ha agotado el aforo y, visto el concierto de Niña Coyote eta Chico Tornado, que a nadie le extrañe que vayan coleccionando llenos, con más o menos aforo.

En 2016, Niña Coyote eta Chico Tornado hicieron una gira de conciertos por Japón. En 2019 por Argentina, y tras escucharles hoy, queda claro que... ha llegado su hora.

De vuelta, en las calles no hay casi nadie, hay toque de queda menos... para los ecos del stoner rock.

 

laganzua.net

© copyright 2001-2020

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Instagram

La Ganzua en Youtube

Volver Arriba

Volver Arriba

laganzua.net © copyright 2001-2020

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

creditos

mapa web

protección de datos