CRÓNICA: Imelda May - Barcelona

Imelda May... que su tupé no deje de moverse


Por: Pol Font Jordana. Foto: archivo

Imelda May

11 Noviembre, 2010 | Pol Font Jordana. Foto: archivo

11 Noviembre de 2010 en sala Bikini, Barcelona

  • · Grupos: Imelda May + The Margoes.
  • · Público: Lleno.
  • · Precio: 20 euros anticipada.
  • · Promotora: En Silencio.

Imelda May crece. Nueva visita a Barcelona de esta vocalista irlandesa que ahora gira con las canciones del disco Mayhem, juego de palabras incluido, continuación del aclamado y exitoso Love Tattoo, su anterior larga duración.

Esta vez el lugar escogido por Imelda May fue la Bikini, una de las mejores salas en cuanto a sonido y estructura de toda Barcelona pero un poco fría para actuaciones de ese calibre ya que desbocó un buen set de Rockabilly, blues e incluso algunos toques de jazz y no deja de ser curioso que, precisamente, sea contada la gente de "estética 50’s" entre el público, quizás porque May no sea del agrado de los más puristas del género.

Imelda convenció en su concierto, logrando que los asistentes no pudiéramos apartar la mirada de ella, mostrando personalidad, carisma y tablas, aparte de la gran voz que ya le era presupuesta. Además, la banda que la acompaña está a la altura, sobretodo su guitarrista y marido Darrel Higham, y el versátil batería Steve Rushton.

Abrió la noche con el tema que inicia su nuevo disco "Pulling the Rug". Además, también pudimos escuchar los singles del mismo "Mayhem" y "Psycho", así como la fabulosa "Sneaky Freak". Esta mujer demuestra ser un encanto en escena: baila, sonríe sin cesar e incita al público con sus contoneos, tocando la pandereta y el bodhrán.

Los temas de su anterior trabajo fueron los mejor recibidos: "Big Bad Handsome Man", "Smotherin’me" o su ya gran clásico "Johnny’s Got a Boom Boom", todos juntos hicieron agitar a más de media sala.

Hacia el final del show, la banda se arrancó incluso con "Smoker’s Song" a petición de alguien del público, aunque no la tuvieran prevista. "Poor Boy", canción grabada junto a su mentor Jeff Beck para el último disco de éste, nos muestra su dotada voz [Billie Holiday es la cantante favorita de Imelda]. Y como era inevitable, en su actual repertorio caen versiones de clásicos como "Train Kept a Rollin’" [de Johnny Burnette], "My Baby Left me" o una bien llevada a su terreno "Tainted Love", durante la cual nos hizo cantar junto a ella, jugueteando con sus sugerentes aullidos y poniendo el micro en las primeras filas.

Sin duda Imelda May, a sus 36 años, tiene lo que hay que tener, ha alcanzado popularidad tras años cantando en los clubs de su Dublín natal y por ello domina el escenario a su antojo. Aunque en esta ocasión el público que abarrotaba la sala estuvo algo estático, sus shows son la perfecta excusa para desmelenarse y bailar al ritmo de la mejor música de raíces americana desde swing a rockabilly.

Ya tiene dos joyas debajo de sus brazos y esperamos con ansias un tercer álbum, aun así, nos satisfacen mucho más sus directos y su presencia en vivo. Que los tupés no dejen de moverse!!!

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON Imelda May

laganzua.net

© copyright 2001-2021

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Instagram

La Ganzua en Youtube

Volver Arriba

Volver Arriba

laganzua.net © copyright 2001-2021

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

creditos

mapa web

protección de datos