CRÓNICA: Eagles of Death Metal - Santiago de Compostela, Abril 2022

Eagles of Death Metal, rock y amor todo el tiempo


Por: Xabier Sanmartín

Antes de ir, leí algún set list de la actual gira de los Eagles of Death Metal (EODM, como rezaba la pancarta del escenario) y me alegró comprobar que son fieles a sus temas más conocidos, al menos así lo demostraron en este concierto en la sala Capitol de Santiago de Compostela, bolo enmarcado en el ciclo Xacobeo Importa.

Eagles of Death Metal, crónica de concierto

23 Abril, 2022 | Xabier Sanmartín

23 Abril de 2022 en Sala Capitol, Santiago de Compostela

  •  Grupos: Dead Sara + Eagles of Death Metal.
  •  Público: Unas 800 personas. Lleno
  •  Precio:: Desde 24 euros en venta anticipada.
  •  Promotora: Sweet Nocturna / Ciclo Xacobeo Importa.


Al entrar a las 22.18 h.m., me dijó alguien de Sweet Nocturna que los Eagles of Death Metal estaban ya por la cuarta canción. Ver un lleno te animaba nada más pisar el local, y esta banda lo merece. Eso sí, vi sorprendido a cinco componentes en escena y a Jesse Hughes, cantante, guitarrista y cofundador de Eagles of Death Metal, cantando sin instrumento en medio de una textura sonora floja, por debajo de la calidad que tienen. Preocupado, pedí la primera cerveza constatando que uno de los guitarristas era un roadie que parecía chequear en vivo la guitarra de Jesse como si fuera el quinto integrante (a ratos lo fue)... A los cinco minutos, el frontman tomó esa misma guitarra y ya como cuarteto, como si alguien diera al interruptor de OK, la banda empezó a sonar de diez, dejando todo en un susto.

"Cherry Cola", corte vacilón, fue de los primeros en sonar en ese arranque del show.  Cayó luego la bailonga "I Want You So Hard", un tema de 2008 perfecto para darle un punto sexy y guasón a cualquier fiesta con la rebeldía del rasgueo de cuerdas de bajo y guitarra que caracteriza al mejor rock and roll, así que la minuto de sonar ya estaba media sala coreando su estribillo: "The boy's bad news".

Hablando de cariño y amor, Jesse reiteró durante la noche: "Gracias por venir esta noche, os quiero, os quiero a todos, de verdad, os amo...", cantinela que retomó de modo perfecto al presentar "I Love You All The Time" para decirnos eso mismo traducido del inglés como: "Os quiero todo el tiempo".

Por cierto este "I Love You All The Time" parece ideal para definir el estilo de Eagles of Death Metal, como si los Allman Brothers se cruzasen con los Rolling Stones y Motorhead...

Y llegó el momento de "Moonage Daydream", canción escrita por el añorado David Bowie, publicada en su disco de 1972, "The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars.1​", un viaje para ver las estrellas probando que el pop siempre tiene hueco en el rock a poco que tengas un mínimo de sensilidad y Jesse la tiene. Lo prueba esta gira llamada "The 24th Anniversary Tour: One shot of EODM will cure any virus".

Ya en los bises, todo arrancó con la versión acústica de un clásico de Elvis Presley, el "Can't Help Falling in Love" (por cierto otro día lo comentamos pero este tema es un palgio de una composicón clásica del siglo XVII, de un tal Martini). Este guiño fue cantado por un Jesse vestido con un mono blanco y tirantes, una mezcla entre el Elvis de su última etapa y el look de Tom Cruise en la película "Thunder". Entonando suave, con el público a coro, el cover sirvió para subrayar el clima cariñoso del concierto.

 

Luego sonó "Speaking in Tongues" y fue uno de los momentos de mayor subidón del concierto, como casi todos los que se abrieron con la batería sola, marcando ritmo y probando que el bombo latía a modo de corazón por todos, después de todo Josh Homme, el batería, es el otro cofundador de esta banda californiana. En este tema, brotó uno de esos divertidos instantes de Jesse para hacer el tonto, moviendo el culo simpático y haciendo su célebre baile del pollo y entonces ya no quedaba ni una sola persona en el local que no sonriera de oreja a oreja. Es solo rock and roll, cierto, baby, pero nos gusta y lo necesitamos... todo el tiempo.

De hecho, Jesse sacó de forma puntual una guitarra en forma de flecha pensada para salir del escenario y subirse a una de las barras para montar ahí el show y tocar encima como quien posa para un ejército de teléfonos móviles, un buen detalle para resaltar que lo telemático jamás sustituirá a la emoción carnal ni al hecho de ver a a un grupo a pocos mestros en pleno concierto.

El moving siguió con "I Like to Move in the Night", movimiento y noche en la misma frase, buen ejemplo de lo que estaba ocurriendo en el cierre de 100 minutos de concierto con casi todo el mundo feliz a la salida tras una noche que también tuvo su momento de melenas al viento al estilo del heavy durante la breve versión que la bajista hizo de un clásico de Motorhead.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON Eagles of Death Metal

laganzua.net

© copyright 2001-2022

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Instagram

La Ganzua en Youtube

Volver Arriba

Volver Arriba

laganzua.net © copyright 2001-2022

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

créditos

mapa web

protección de datos