Esta web usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

DISCO: Jeff Tweedy, Warmer

jefftweedydiscowarmer

Jeff Tweedy

Warmer

dBpm Records

pop, rock, indie

redactor Ántar Vidal F.

puntuacion disco 8/10


22 Abril, 2019 | Ántar Vidal F.

Antes de nada, dejad que me confiese: estoy en un punto en el que Jeff Tweedy puede hacer un disco de una hora y media de sonidos hechos con una sartén y una cuchara y yo sería el primero en ir a la tienda a comprarlo. De todas formas, él nunca haría eso.

Siempre se puede esperar un mínimo del artista de Chicago, ya sea en solitario o con Wilco, pero eso no quita para que yo, fan confeso como lo son otro buen puñado de personas en todo el globo, esté dispuesto a madrugar el día del Record Store Day, sábado pasado, para comprar una de las 5000 copias disponibles de WARMER sin poder escucharlo previamente en Spotify o haber leído una reseña en algún medio. Tenemos una fe ciega en Tweedy y en Wilco, y él lo sabe y saca partido de ello: no es casualidad que hayan coincidido los lanzamientos de WARM (noviembre de 2018) y su autobiografía Let’s go (so we can get back), y, ahora, pocos meses después, WARMER a modo de secuela.

Jeff Tweedy es uno de los artistas más sinceros, sensibles, geniales y prolíficos de la actualidad, pero también se sabe mover muy bien en las finanzas: en 2011, Wilco creó su propia discográfica (dBpm Records), tienen su propio festival (Solid Sound), sacaron caras reediciones de sus primeros discos con material inédito y un montón de merchandising en su página web, además de lo ya comentado sobre la publicación del libro y estos dos discos.

Al fin y al cabo son artistas y mientras produzcan para todo el que los quiera escuchar o comprar sus productos, todo perfecto por mi parte; pero lo que sí que me pareció mal es que la única forma de escuchar WARMER sólo sea a través de una de las 5000 copias en vinilo. Ni en streaming, ni en CD.

¿Qué pasa con todos los seguidores que, por lo que sea, no pudieron ir el sábado a comprarlo o que no consumen música en vinilo? En este sentido Tweedy me ha decepcionado bastante. De todas formas, confío en que más pronto que tarde saquen una segunda hornada y lo suban a las plataformas digitales.
Y lo que más me disgusta de toda esta exclusividad es que WARMER no es un álbum de caras B o versiones alternativas de WARM.

Es un disco completo con 10 soberbias y frescas canciones que completan el disco anterior. Sigue presente la crudeza y la melancolía, la reflexión sobre la vida y la pena, pero sin caer en la autocompasión: el álbum sirve como consuelo sincero y esperanzador y te hace saber que no estás sólo, exactamente como WARM. Por eso me parece injusto que se margine de mala manera a una mayoría del público.
Pero vamos al grano: la primera de las 10 canciones es "Orphan". ¡Pam!

La primera en la cara, Tweedy no se anda con rodeos y las primeras palabras que le escuchas decir con su cálida voz son "I am an orphan / Mom, she died like a desert in bloom" [Soy un huérfano / mi madre murió como un desierto en flor].

Después también hace referencia a la muerte de su padre, y ruega que vuelvan a la vida, que él los perdonará: "Bring them back to me / I will forgive them / And let them love me again" [Traédmelos de vuelta / los perdonaré / y les dejaré que me quieran otra vez].

Si siempre las letras del líder de Wilco fueron tristes y crudas, pocas veces le hemos visto tan directo, dejando las metáforas a un lado.

La siguiente es "Family Ghost", que fue publicada en YouTube como adelanto. Quizá sea la más movida de las canciones del disco, y la letra ya se parece más al Tweedy clásico: se puede suponer que hace referencia a los tiempos que corren en su país, "perdí toda esperanza por todas las cosas que vi", y añade al final de la estrofa un irónico "¡oh, me siento tan americano!".

A continuación llega uno de los puntos álgidos con "...And Then You Cut It In Half", donde Jeff, con una delicada melodía se replantea la vida y te invita a que lo hagas tú también.

El resto del disco transcurre muy similar, calmado pero no aburrido, siempre dirigido por la guitarra acústica y la batería de Spencer Tweedy, primogénito de Jeff, con su toque y estilo tan particular que ya se dejó oír en aquel Sukierae que firmaron bajo el nombre Tweedy padre e hijo en 2014. También en segundo plano aparece alguna guitarra eléctrica y steel guitar en contraste de la acústica general del trabajo, pero la riqueza instrumental no va mucho más allá de eso.

Tampoco hace falta: siempre tan melódico, tan cercano, tan cálido y con una producción impoluta llevada a cabo por él mismo, a Jeff le basta con una decena de buenas canciones directas a la conciencia del oyente para hacer un buen álbum. Pero ahí está lo complicado, saber llegar a los pensamientos y sentimientos más pesados con las canciones más ligeras.

Considero importante comentar un par de aspectos sobre las dos últimas canciones. La número nueve me hizo reflexionar por qué hay varias canciones tan buenas llamadas “Evergreen”. No encontré respuesta a esto (aún), pero al leer el título se me vinieron inmediatamente a la cabeza la “Evergreen” de Matthew Sweet, una de las pocas de su colección exenta de su energía eléctrica tan característica de sus discos; la de Ryan Adams del disco Cardinology (2008); o la de Roy Orbison.

Todas coinciden en que están tocadas sobre piano y guitarra acústica y no son precisamente las canciones más alegres que puedas haber escuchado en tu vida. Casualidad, supongo.

Con respecto a la última pista de WARMER, es fácil acertar en que es una canción de amor directa a su esposa Susan.

Vuelve a la crudeza e inmediatez de "Orphan".

"Guaranteed" es un tema bellísimo, no tanto por la música, pero sí por lo que dice: "We've been through / A lot / Me and you / Hospitals and bars / I know how it hurts" [Pasamos a través / De mucho / Yo y tú / Hospitales y bares / Sé cuanto duele]. Estos versos, los primeros de la pieza, cobran especial sentido cuando se sabe que Susan ha sufrido cáncer, o incluso, si se le da una vuelta más, la pareja se conoció en el bar en el que trabajaba ella, cuando Jeff aún rondaba la veintena.

La canción y el disco se despiden con el vocalista repitiendo que el amor entre él y su mujer se hace cada vez más fuerte cuando las cosas van mal.

Como ya he dicho, lo peor de todo es la excepcionalidad del producto.

Me niego a creer que tengo el privilegio de ser un elegido para disfrutar el álbum y, si alguien lo cree así, está muy equivocado: no lo tienen los más fans, Tweedy tiene muchos más que 5000, sólo lo tienen los qué más madrugaron el sábado.

El fin del arte debería de ser que lo pueda disfrutar todo el que quiera, ser abierto (que no gratuito) y hacer comunidad. Y también me gusta suponer que son conscientes de esto y que por eso en menos de un año publicarán otra tanda para que todos podamos oír lo que Jeff Tweedy nos tiene que contar, que no es poco. Además, no quiero estar pensando constantemente que cada vez que pongo la aguja sobre el vinilo estoy acortando un poco la vida del disco.

Temas [ Track List ]

Orphan
Family Ghost
And Then You Cut it in Half
Ten Sentences
Sick Server
Empty Head
Landscape
Ultra Orange Room
Evergreen
Guaranteed

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON Jeff Tweedy

laganzua.net

© copyright 2001-2019

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Google +

La Ganzua en Youtube La Ganzua en Tuenti

laganzua.net © copyright 2001-2019

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

creditos

mapa web

protección de datos