Esta web usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

CRONICA: Zelada - Barcelona

Zelada desprendió calor en Barcelona


Por: Ántar Vidal F.

"Gracias a vosotros por apostar por un chico un poco raro que canta en inglés", dijo Juan Zelada para despedirse del público en su concierto en la Fábrica Moritz de Barcelona. En un viejo sótano de paredes de ladrillo y techos altos, con el escenario en el centro rodeado de cuatro columnas, este chico de Madrid mostró entre el puñado de asistentes que es capaz de casi cualquier cosa.

08 Junio, 2019 | Ántar Vidal F.

08 Junio de 2019 en sala Fàbrica Moritz, Barcelona

  • · Grupo: Juan Zelada.
  • · Público: Unas 60 personas.
  • · Precio: 13 euros en venta anticipada.

Como él bien dice, es un chico raro: se puede decir que no hay muchos más músicos como él en España, es como una suerte aleatoria. Es imposible encasillarle, parece que las canciones le vienen sobre la marcha, y no le hace feos a ningún género. Desde la cumbia a la música disco, pasando por pop, rock, soul o rythm & blues. Y siempre con mucha fiesta.

Acompañado por bajo, guitarra y batería, empezó el concierto ya inquieto, casi tanto como los niños que bailaban en la primera fila. Fue un concierto para todos los públicos, y la verdad es que no había planes mucho mejores para un sábado noche entre familia y amigos. A la tercera sonó "Mil Ventanas", tema que le da el título al álbum que estaban presentando. Después vino "Breakfast in Spittalfields", todo un homenaje a esos desayunos ingleses, deliciosos y grasientos. Sabe de lo que habla, pues empezó su periplo musical en Inglaterra, y nada más ni nada menos que en la escuela de Paul McCartney y abriendo para Amy Winehouse en una de sus giras.

Animó al público y lo invitó a cantar, desprendieron calor sobre el escenario, inauguraron el verano barcelonés. Pero cuando verdaderamente los asistentes bailaron fue con "Te echo de menos", una cumbia que de primeras choca mucho con el estilo que venía presentando Zelada. Pero no es así, su estilo no es uno en concreto, ¡sino todos! Luego tocaron "I need your fire", y en "What do I know" se les unió el público casi de forma unánime en el estribillo y la alegría de Juán contagió todo ese sótano. Él bailaba, siempre inquieto, aunque estuviera tocando el piano. Porque si hay algo que lo caracteriza, además del tremendo talento y pasión, es ese carisma que logra llegar a los espectadores, aún siendo pocos y estando en una fría sala subterránea de una empresa cervecera.

Con "El paso del tiempo" se transformaron en músicos de reggae, y a continuación se pusieron disco con "Hasta que no me bailes". ¿Veis a lo que me refiero? Tocan cualquier cosa, y aunque vengan del Reino Unido, no tienen inconveniente alguno en mancharse de sonidos propios de América del Sur.

Siguió incluso con funk y volvió al rythm & blues, siempre con bastante carga pop, con "Get together". Cómo no, no pudo faltar un tema con sólo la guitarra acústica. El resto de la banda salieron del escenario, y Zelada se puso a interpretar "You do". Cercano y con toda la calma y tranquilidad que no dejó que se viera durante el resto del concierto. Sin embargo, un grupo de personas detrás del escenario, escondidos de la mirada del artista y del resto del público para evitar sentir la responsabilidad de saber estar (es uno de los inconvenientes que tiene que los músicos estén en el centro de la sala), pasados de copas y carentes de cualquier tipo de respeto -y ya no digo admiración, que no se le exige a nadie- comenzaron a reír y hacer alboroto. Seguramente llevaran así todo el rato, pero la música y la fiesta ocultaban su mala educación, que se destapó cuando el silencio era más necesario que nunca. El propio Juan tuvo que interrumpir su canción y llamarles la atención, aún después de que el resto de asistentes les mandaran callar. ¿Para qué pagas una entrada si lo único que quieres es hacer el imbécil?

En fin, acabó la canción como buenamente pudo y los aplausos fueron los más fuertes y largos hasta el momento. Volvió la banda, volvió la euforia y el baile. Sonó "Got me believing" y terminaron con "Be somebody".

Zelada es una bonita casualidad, un "chico raro", que más que demostrar que es un mayúsculo y apasionado músico, con mucho trabajo a las espaldas, demostró que es un grandísimo creador de canciones. Que no le importa picar un poco de aquí y un poco de allá, un poco de soul y un poco de reggae. Demostró que se puede estar en dos sitios a la vez, con un pie en Inglaterra y con otro en Colombia. El tiempo le hará justicia, de eso estoy seguro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON Zelada

discos 04 Febrero, 2015

Juan Zelada, Back On Track, comentario disco

Juan Zelada, disco Back On Track. Comentario disco

Juan Zelada canta con genuino sabor anglosajón y canta pop con suave toque soul. En su día, fue parte de un grupo elegido como telonero de la difunta Amy Winehouse,...

laganzua.net

© copyright 2001-2019

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Google +

La Ganzua en Youtube La Ganzua en Tuenti

laganzua.net © copyright 2001-2019

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

creditos

mapa web

protección de datos