Esta web usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

CRONICA: Luke Winslow King - Santiago de Compostela

Luke Winslow King: concierto redondo de folk y rock americano


Por: Ántar Vidal F.

Luke Winslow-King tiene la indiscutible habilidad de hacer las cosas con simpleza y, a su vez, asegurarse que no les faltan nada. Hablamos de sus canciones, cómo no: en su gira española, en la que pasó por San Sebastián, Bilbao, Vigo, Ibiza y Santiago, ciudad en la que decidió bajar voltios al ampli y hacer un concierto en formato acústico.

10 Septiembre, 2019 | Ántar Vidal F.

10 Septiembre de 2019 en sala Riquela, Santiago de Compostela

  • · Grupo: Luke Winslow King.
  • · Público: Unas 125 personas.
  • · Precio: 10 euros.
  • · Promotor: Riquela Club.

Spoiler: concierto de Luke Winslow-King redondo de casi dos horas. El habitual escudero de Luke, el guitarrista Roberto Luti, hizo méritos para lograr que el bolo en la pequeña sala compostelana fuera memorable. A pesar de que en la entrada ponía ‘acústico’, el músico italiano lucía una Stratocaster entre sus grandes manos, mientras que Winslow-King ponía voz y guitarra acústica, y un percusionista los acompañó con sutiliza tocando maracas y bongó.

Esta tercera visita del de Michigan a la sala Riquela se inauguró con el tema que pone nombre a su espléndido último álbum: ‘Blue Mesa’. La cálida voz de Luke, que se escuchaba cercana por el propio concepto acústico, inundó el silencio que se había hecho entre el público.

A continuación tocaron ‘I’ve got mine’, tema con el que el público comenzó a cantar tímidamente el estribillo, para luego dar paso a la fabulosa ‘Leghorn Women’: si hay algo que parece que le gusta al bueno de Luke son las mujeres. Y él, conocedor de que es un tipo alto, fuerte y apuesto, no dejó de echar miradas, guiñar ojos y poner sus mejores caras al público. Incluso durante un par de canciones dejó su instrumento a un lado y se puso en pie cambiando la dinámica que llevaba el concierto. Y, hablando de dinámicas, a pesar de que en la versión de estudio ‘Leghorn Women’ tiene una espléndida, fatídica y brillante, con una sección instrumental y solo de guitarra de vértigo, la vertiente acústica del tema no dejó nada que desear: todo gracias al Luti, genio virtuoso y seguramente conocedor de las mujeres italianas mejor que Luke (Leghorn es cómo se le denomina en inglés a la ciudad de Livorno) sabe de lo que toca cuando toca.

También les dio tiempo a presentar algunos temas nuevos, ‘Winds of Aragon’ o ‘Drifting Away’, siempre con ese punto de tristeza y marca de identidad Winslow-King. Pero si alguno de los temas nuevos merece mención especial es ‘Lisa’s Song’, en honor a una amiga fallecida. En esta ocasión Luke dejó a un lado sus aires de guaperas y las miradas desafiantes y cantaba con los ojos cerrados, tristes, mientras el tema se convertía, con ventaja, en el más largo del repertorio.

Pero no todo fue melancolía y miradas caídas ni lágrimas en los ojos. Sino también mucho baile, sobre todo cuando se pusieron blueseros o cuando interpretaron ‘Chicken Dinner’ o ‘Born to Roam’. Porque así es Luke: versátil. Aunque se puede decir que hace americana pura, tiene muchas vertientes, las cuales demostró apenas sin excepción en Santiago de Compostela, aún teniendo en cuenta las limitaciones que acarrea un concierto en acústico y formato trío.

Además, hasta se permitieron el lujo de versionar ‘Colours’, de Donovan, y fue en ese momento en el que la mayoría de los presentes se pusieron a cantar junto con Luke. Hacer versiones siempre me ha parecido un poco arriesgado, corres el riesgo -siempre innecesario, porque la gente va a escuchar tus canciones- de cargarte una canción o decepcionar al público, pero estos tres chicos hicieron lo que tocaba y dejaron el espíritu del escocés intacto, dándole su propio toque.

No me parece que tenga lo que merece, y eso que ya es su segunda gira por España en menos de un año, llenando las salas que pisa a su paso, pero Winslow-King es un compositor de folk y rock de esta nueva oleada de músicos de americana como pocos hay.

lukewinslowkingsantiago2

Vale, no es Jason Isbell, ¡pero tampoco está tan lejos! Y claro, por supuesto, mucho peso recae en las manos de Roberto Luti: desde luego, sin él, un concierto de Luke Winslow-King no sería de la misma manera de como lo conocemos hoy en día. El italiano tiene casi tanta importancia como el propio protagonista, y si en formato eléctrico su guitarra destaca, imaginaos cómo llama la atención estando acompañada de sólo una guitarra acústica y unas maracas.

Luke Winslow-King volverá. Se deja caer con mucha frecuencia por Europa y siempre visita unas cuantas ciudades españolas, y estoy convencido de que más pronto que tarde la gente se dará puñetazos por comprar las entradas cuando toque en su ciudad. Y también es hora de irse preparando para novedades, porque, como buenamente dejó constancia en Riquela, tiene un buen puñado de nuevas canciones para completar un nuevo disco.
 

laganzua.net

© copyright 2001-2019

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Google +

La Ganzua en Youtube La Ganzua en Tuenti

laganzua.net © copyright 2001-2019

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

creditos

mapa web

protección de datos