Esta web usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

CRONICA: La Polla Récords - Barakaldo, Bilbao

La Polla Récords: No hay tregua, ni paz, ni descanso, 40 años dando el cante


Por: Texto: Gorka García Cotano Fotos: Gorka G. C. y Daniel Fernández [LaPollaRecords.Net]

La Polla Records ha dado en el BEC el que podría ser, sin duda, el concierto más histórico en su regreso punk rock a los escenarios trás 16 años de parón. Con este ya han sido cinco conciertos trás agotar las entradas en los dobletes de Valencia y Madrid. Lo que parecía ser una bilbainada cuando Polako, manager de Fito, les propuso reunir al grupo para llenar varios estadios en cuatro ciudades, tras arreglar los problemas y retrasos de royalties, se ha convertido en un: "¿Y por qué no más?"

18 Octubre, 2019 | Texto: Gorka García Cotano Fotos: Gorka G. C. y Daniel Fernández [LaPollaRecords.Net]

18 Octubre de 2019 en Bilbao Exhibition Center, BEC, Barakaldo, Bilbao

  • · Grupo: La Polla Recors con El Drogas como invitado.
  • · Público: Unas 17.000 personas. Lleno.
  • · Precio: 33 euros en anticipada.


Y sí, ha sido un bolo histórico de La Polla Records por la actitud y por el estado físico de su líder, Evaristo, al frente de su banda. Han logrado reunir y unir a 17.000 almas de diferentes generaciones: hombres y mujeres, jovenes y "viejos", punkis, rockers, pijos, skins, heavys, cuadrillas de amigos, parejas, solitarios y ....!hipsters¡ (impensable en los años 80). Y, este concierto, en especial, ha sido histórico porque no ha habido ningún altercado, nada, solo baile, desenfreno y miles de voces cantando y contando las miserias de la vida. ¡Ah! y pagando entrada. "Quieres identificarnos... tienes un problema".

Hace bastantes años en la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad del País Vasco nos contaba un "peculiar" profesor... "que viejas eran las noticias que leía cada mañana en el periódico y que nueva era "La Iliada" que releía cada año". Esta frase me vino a la cabeza al escuchar el disco "Ni descanso ni paz", el último Lp de La Polla, sacado en 2019, donde repasan algunos de los viejos temas de sus tres primeros Lps, grabados de nuevo para la ocasión y convertidos ya en himnos para varias generaciones.

lapollaevaristo

 

Los Gaztetxes, las tascas, y frontones se han quedado pequeños, y los carteles-fotocopias que anunciaban sus conciertos a finales del siglo pasado, están añejos. Ahora sus conciertos se promocionan en grandes carteles luminosos en el metro de Bilbao. Mientras tanto, candidatos a la presidencia del Gobierno como Pablo Iglesias y un sinfin de medios de comunicación se rifan entrevistar a su carismático cantante, Evaristo.

Volvamos al concierto. La banda de Agurain [Álava] sale a escena. Delante hay un público metido en ambiente tras ver la actuación del gran Enrique Villareal, El Drogas, que repasa canciones de su mítica banda Barricada, intercalándolas con su proyecto en solitario. Así, escuchamos "No hay tregua", "En blanco y negro", "Bahía de pasaia", "Frio" y una versión de Cicatriz, otro grupo emblemático en aquello que se mal llamó "Rock Radikal Vasco".

Se apagan las luces y a la pista va entrando todo ese público que minutos antes andaba pillando bebida y camisetas del merchandansing. Dos pantallas nos muestran sendas cruces ardiendo al son del canto gregoriano Salve Regina, en homenaje a los curas de los trinitarios de Getxo [Bizkaia] que se toparon con Evaristo Paramos transformándole, cual Jocker, en Evaristo, Evas o el flipas, un joven rebelde, que saltándose las leyes de la gravedad, ha llegado a ser una de las leyendas del punk.

Se encienden las luces del escenario y el mentado anteriormente, sale cómo es de costumbre, con la camiseta del Celta de Vigo, junto a los veteranos miembros de la banda: Sume a la guitarra, Abel al bajo y los nuevos incorporados al grupo en los últimos años: Txiki a la guitarra y Tripi a la batera, estos últimos compañeros de Evaristo en Gatillazo.

Y así desde el inicio, escuchamos "Salve regina, mater misericordia... compre un pedazo de cielo, pagando la cuota mensual". La primera tonada punk que suena vuela dedicada a la iglesia, y de aquí y hasta el final del concierto, van repasando 40 temazos durante dos horas. Eso sí, con una calidad de sonido por debajo del "telonero"; pero... qué narices, esto es punk y no nos vamos a poner exquisitos.

 

lapollarecordseldrogas

Y es que 40 es una cifra redonda. Parece que los planetas se han alineado para que todo confluya en torno a ella; gira del 40 aniversario del grupo, edad media del público y, ¡oh! casualidad, 40 años son los que ha pasado el dictador Franco embalsamado en el Valle de los Caídos [San Lorenzo de El Escorial, Madrid]. Sí, Franco y La Polla atacan de nuevo, "A 40 pavos las reliquias, milagro garantizado. Si esto es vivir en serio, preferimos hacer el vasco", seguimos cantando antes de continuar con: "Cuando tenga 40 años me voy a hacer la cirujía y venderé muchos discos con esta carita mía".

Y así van cayendo uno trás otro los temas que, como balas, caldean el ambiente. "No somos nada", "Ya no quiero ser yo", "Ellos dicen mierda, nosotros amén", "Carne pa la picadora", "Los 7 enanitos", y llegan bofetadas para la Banca como "Delincuencia es todo aquello que os puede quitar el chollo", para los curas como "En la cocina la foto del papa dentro de la bandera nacional, este amuleto ha de fucionar", para los políticos como "Estafadores que juegan a vivir de ti", o para el capitalismo con "Ya no quedan clases sociales porque el dios neoliberal ya no necesita a nadie"...

Canciones punk rock que van sonando una tras otra, sin descanso, salvo para las breves intervenciones de Evaristo (raro en él), aunque en ocasiones, sin escucharle bien. La intervención suya que si quedó clara fue la dedicada a recordar a todos aquellos que no están allí, para acto seguido cantar "Mil colegas quedan tiraos por el camino y cuántos más van a quedar..." y allí, en el público estaba reflejado el espíritu de algunos de quienes no superaron aquellos "duros años", reivindicados aquí con camisetas de Eskorbuto, RIP, Cicatriz, camis absolutamente mojadas esta noche por el sudor provocado por tanto pogo y por los vasos de bebidas que sobrevolaron el cielo del BEC durante el concierto.

lapollarecordsbilbao2

Pero este no ha sido un concierto nostálgico en sentido literal. No, no ha sido una añoranza de otros tiempos mejores, aquellos, como estos, son momentos de rabia, desilusión y hartazgo por los abusos que desde entonces y hasta ahora han cometido "ellos arriba y yo abajo" y... "en ninguno de estos casos a nadie se le pidió, pues soy el interesado preguntarme mi opinión".

Quizá brote la nostalgia por volver a escuchar en directo este tipo de música. Todas estas letras irónicas, sarcásticas, vacilonas y con mala leche siguen vigentes. Tienen dos decadas pero aún siguen siendo contemporáneas. De hecho,  seguimos cantando a esa Europa que se tapa los ojos ante la desgracia de los refugiados "vieja y podrida prostituta, tu maquillaje no tapa el olor...el dinero su bandera".

Más pogo, más saludos entre la peña, ahora cantamos a favor de la libertad sexual con la chica yeyé "Que se masturba con el pie, laralaralarala, qué felicidad",  y sobre "el camarero bisexusal, sexo para todos los gustos", al cambio climático le deican "La llorona", cantando "voy al campo, abandonaré la ciudad, poque allí, encontraré la paz, porque allí, tendre mi libertad".

Tras los bises, las pantallas de video muestran las portadas de la extensa discografía de La Polla Records y un recuerdo de Fernado, primer batería del grupo. No hay tregua, seguimos con más bofetadas al sistema, ahora una para los yankees "Johnny escribe en una bomba - el petroleo para mi. Y la gente quiere a Johnny, que defiende a su país. "Se acabo la gasolina".

Y más pogo y uno que intenta sacar alguna foto decente, comprueba que aquí es imposible mantener la cámara quieta. Ahora le toca el turno a los excesos de "TXUS" (recientemente fallecido), pregonamos... "Txus es un alcohólico, en su tumba hay latas de cerveza, Txus no bebas tanto no pierdas la cabeza".

 

lapollarecords2019

Otro corto parón en el repertorio da pie a un respiro. El cuerpo lo necesita y saltan algunos cánticos entre el público pididendo la libertad para los jovenes presos de Altsasu. Y de nuevo, La Polla Records en directo: canción tras canción; "Gol en el campo, paz en la tierra tras la pelota hay mucha mierda"; y al "Congreso de ratones" [letra ahora más vigente que nunca viendo que nadie se pone de acuerdo a pesar de que la extrema derecha, que entre otras cosas censuraría este tipo de acividades culturales, nos este soplando en la nuca].

Y llega el final, con  "Toda la puta vida igual", frase repetida durante más de un minuto por todos y cada uno y casa una de las 17.000 personas congregadas en el BEC.

Y para acabar a modo de resumen, pongo las notas: un artista invitado, El Drogas de sobreliente, un notable para La Polla (pena de sonido) y una matricula de honor para el público que no paró ni un solo momento de cantar, reir, beber, bailar, aplaudir y levantar sus puños durante las casi 4 horas que pasó en el BEC.

Y como diría Nicolás Xamardo, aquel profesor que cité antes, "Qué viejas son las canciones que suenan cada mañana en la radio, bares y discotecas y qué nuevas son las canciones de La Polla cuando las vuelvo a escuchar cada año". Y ya en casa al acostarme, mi subconciete repite. "Toda la puta vida igual, toda la puta vida, toda la...."

laganzua.net

© copyright 2001-2019

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Google +

La Ganzua en Youtube La Ganzua en Tuenti

laganzua.net © copyright 2001-2019

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

creditos

mapa web

protección de datos