Esta web usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

CRONICA: Godspeed You! Black Emperor - Santiago de Compostela

Godspeed You! Black Emperor, post rock en blanco y fuego


Por: Texto: Xabier Sanmartin Cuevas / Fotos: mirrors are more fun

Godspeed You! Black Emperor son un icono del post rock. Sus tres primeros discos, publicados entre 1998 y 2002, abrieron muchas puertas al indie experimental y cerraron muchas bocas. Tras un parón, su regreso hace 9 años prueba que su discurso instrumental hosco tiene público muy fiel.

11 Noviembre, 2019 | Texto: Xabier Sanmartin Cuevas / Fotos: mirrors are more fun

11 Noviembre de 2019 en Sala Capitol, Santiago de Compostela

  • · Grupo: Godspeed You! Black Emperor (GY!BE) + Light Conductor. 
  • · Público: Unas 500 personas. Tres cuartos del aforo
  • · Precio: 22 euros en venta anticipada.
  • · Promotor: Idea Rock.

Godspeed You! Black Emperor (GY!BE), leyendas del sonido post rock, han regresado para una gira por aquí con Light Conductor [proyecto ambiental de Jace Lasek y Stephen Ramsay] abriendo en cada concierto si bien... hoy llegamos tarde y al entrar comprobamos que nadie a nuestro alrededor en el interior de la sala Capitol... ha podido ver su show.

En tour tras actuar los dos días previos en el Lisboa Ao Vivo y el Hard Club de Oporto, el grupo canadiense visita Santiago de Compostela con esa formación clásica basada en dos baterías que sirven de pilar para muchas formaciones de este estilo donde el rock roza el estadio de exposición arte sonoro instrumental, en este caso hosco y ajeno a métricas clásicas, empezando por la duración de los temas (¿3 o 4 minutos? ¡Nunca!).

Como casi siempre, Godspeed You! Black Emperor inician su desbarre sónic con "Hope Drone", mostrando una alineación que toca desde la penumbra, bajo tibias luces rojizas, presentando la citada doble batería, dos bajos, dos guitarras, contrabajo a veces y un violín que abre la actuación zumbando leve para, sin prisa alguna, detener el tiempo [en algunas ciudades, otros años, incluyeron hasta saxo].

godspeedyou!blackemperor19b


Tocan bajo proyecciones gigantes que se suceden durante la hora y media de concierto [salen a actuar a 22.20 horas y acaba a 23.58 h], imágenes con frecuencia duplicadas dado el gran tamaño del escenario de un local que antiguamente fue cine. De ese modo, los norteamericanos apuestan por el rock experimental en blanco y negro, o mejor... en blanco y fuego, casi siempre con crescendo fiero tras diez minutos de quiebros y desarrollos sonoros que van de lo inquietante, a lo viajero [emplean imágenes ferroviarias], pasando por lo ensoñador [planos de ciervos, pájaros] o lo hiriente, sumando capas y más capas de ritmos, riffs o mares de percusión [uno de los bateras cambió sus platillos casi en cada composición]...

Yendo de más a menos en cuanto a aplusos porque su discurso sonoro exige mucho y a veces pesa como el plomo, nadie discute la pegada y el liderazgo en el estilo que posee este combo, a ratos con aura sacra, con tics de ceremonia religiosa sean cual sean sus credos, los tuyos, los nuestros.

Actuaron ante un público donde se vio a varios componentes de grupos gallegos como Bala [ultiman la salida de un nuevo disco] o Malraio, entre otros, parte de corrilos donde salieron a relucir nombres como Manta Ray o los galos Expérience de Michel Cloup [acaban de actuar en Galicia].

Y en un show sin apenas otra comunicación con los asistentes que gestos de saludo al llegar y al irse [sin bis, prórroga tampoco solicitada por el respetable], Godspeed You! Black Emperor estallan a ratos, empleando visuales de rascacielos en fase de cimiento, de protestas callejeras [en sus clips apenas aparecen personas] o de paisajes desoladores, planos que llevados por sus capas sonoras, a veces circulares, dan trampolín para que mente y corazón vuelen según cada quién pero de forma más libre [no hay mapas] que cuando uno acude a otros conciertos o encara otros estilos...

godspeedyou!blackemperor19c


Tras repasar algo de su último disco largo, Luciferian Towers [2017], viajamos rumbo al corte del adiós, con el grupo de Montreal sonando alto y fuerte hasta el punto de llevarte al sentimiento fisico de ritmos, bajos, beats, guitarras... yendo cada vez más arriba, sin solaparse de forma desordenada, como si estuvieras ante la banda sonora de una tormenta donde se respeta  cierto discurso rock, probando que hay ideas, muchas, y respeto por cierta herencia setentera...

A destacar los ecos arábigos del violín en un par de fraseos, lo compacto que suenan y lo necesario que sería algún quiebro especial o break más llamativo para abrir una ventana en medio de su hosco ciclón post rock [acabaron con una visual en color, eso sí, de fuego en llamas], claro que... a lo mejor no desean que entre ni un rayo de luz extra ajena al estilo que les da fama . Ellos, son así.

laganzua.net

© copyright 2001-2019

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Google +

La Ganzua en Youtube La Ganzua en Tuenti

laganzua.net © copyright 2001-2019

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

creditos

mapa web

protección de datos