Esta web usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

CRONICA: Festival Mad Cool 2019 - Madrid

The Cure, Smashing Pumpkins, Hives, Iggy Pop y Vetusta Morla convierten el Mad Cool en un notable festival


Por: Sergio Santos Sánchez. Foto: U2santos

The Hives, Vetusta Morla, The Cure, Iggy Pop y Noel Gallagher y sus High Flyin’ Birds han estado entre lo mejor de los conciertos del festival Mad Cool 2019. En el lado decepcionante, la actuación de Bon Iver, parte de una cita con mucho que contar que en LA GANZUA os contamos desde dentro.

13 Julio, 2019 | Sergio Santos Sánchez. Foto: U2santos

13 Julio de 2019 en Espacio Mad Cool / Recinto Valdebebas, Madrid

  • · Grupos:
    Jueves 11 de Julio: Bon Iver, Charlotte de Witte, Disclosure Dj Set, Foxing, Iggy Pop, Jasss, Kaytranada, La Dispute, Lewis Capaldi, Nao, Noel Gallagher's High Flying Birds, Photay, Rews, Tash Sultana, The Chemical Brothers, The Hives, The Snuts, Tokimonsta, Vampire Weekend, Amber Mark, Haiku Hands, Kokoshca, Let's It Grandma, Molina Molina, Ms Lauryn Hill, Perry Farrell's Kind Heaven Orchestra, Pierce, SG Lewis.
    Viernes 12 de Julio: Alma, American Authors, Black Midi, Cariño, Demob Happy, Empire of the Sun, Eric Prydz, George Fitzgerald, Haai, Helena Hauff, Himalayas, Mall Grab, Marina, Milk Teeth, Palace, Rolling Blackouts Coastal Fever, Saoirse, Sex Museum, Sharon Van Etten, Sophie Hunger, The National, The Slow Readers Club, The Smashing Pumpkins, Valeras, Vetusta Morla, Vince Staples, Wolfmother.
    Sábado 13 de Julio: Alizzz, Avalon Emerson, Bear's Den, Black Honey, Bonobo Dj Set, Carpenter Brut, Cat Power, Delaporte, DobleCapa, Dr. Rubinstein, Gossip, Greta Van Fleet, Johnny Marr, Jon Hopkins, Jorja Smith, Lala Lala, Le Butcherettes, Miles Kane, Mogwai, Parquet Courts, Pip Blom, Prophets of Rage, Robyn, Rone, The 1975, The Cure, The Twilight Sad, Years & Years, Yonaka.
    .
  • · Público: Unas 160.000 personas en cuatro jornadas, según la organzación.
  • · Precio: 95€ entrada de día, 160€ abono de 3 días.
  • · Promotor: Mad Cool 2019.

A la organización del festival Mad Cool 2019 de Madrid le ha pasado como esas veces que vas a cocinar espaguetis y no sabes muy bien cuántos echar. Un puñadito más o menos pueden marcar la diferencia entre quedarte corto o que salgan suficientes para quince personas. El año pasado echaron espaguetis de más con un cartel que eclipsó a todos los festivales nacionales e internacionales, y este año quizá se hayan quedado cortos con demasiada banda alternativa y no tantos platos fuertes.

Cuando en 2018 la práctica totalidad de los asistentes, medios e invitados al festival nos quejamos de la masificación, nadie se esperaba que este año la aglomeración llegase a superar la mitad y no mucho más (lo que tampoco es poco). Si tendrá o no repercusiones futuras en cuanto a presupuesto y apoyo institucional está por ver (aunque una buena fuente nos "chiva" que el cartel de 2020 está ya a medio confeccionar y que va a volver a ser un cartel de referencia), pero la consecuencia inmediata de pasar de 80.000 a 40.000 personas por jornada fue 100% positiva: un recinto optimizado, sin agobios, sin colas, todo funcionando perfectamente, los escenarios ben repartidos y buen rollo generalizado. Osea, todo lo contrario que el año pasado.

Llegar al festival y que esté la dama Lauryn Hill desgranando su Miseducation (1998) casi en su totalidad es un lujo, y más aún si es su primer concierto en Madrid en 20 años de carrera. Acompañada por tremenda banda y mezclando rap, neo soul, rock y R&B a partes iguales, la de New Jersey dio un concierto elegante que quedó empañado por su retraso al tomar el escenario (cedió a una DJ amiga casi 25 minutos de los 80 que tenía contratados).

madcoollaurynhill

 

Pero más lujo aún es caminar cien pasos y que en el tercer escenario (decisión incomprensible) esté una leyenda del rock (y de mil géneros más) como es Iggy Pop, la Iguana, el padre del punk, el amigo y socio de Bowie, el superviviente. Ese.

Con un repertorio sin reservas ni pasos en falso, y con el valiente movimiento de soltar tus dos canciones más coreadas ("The Passenger" y "Lust For Life") en los primeros 10 minutos, Iggy se metió en el bolsillo a una de las mayores multitudes del primer día del festival mientras caía el abrasador sol de las 9 de la tarde. Ni los 37ºC ni las apreturas pueden evitar que "No Fun" y "Search And Destroy" exciten al público, y que "Jean Genie" (versión de su amigo David Bowie) nos saque una lagrimita. En fin, uno de los conciertos del festival, una de las grandes bazas, inexplicablemente quemada antes de tiempo y en un escenario secundario que no hace justicia a alguien que es historia viva de la música de masas.
 

madcooliggypop

 

En algún momento de finales de 2018 a alguien se le ocurrió que contratar a Bon Iver para venir al Mad Cool y ofrecerle un slot de cabeza de cartel era una excelente idea. Mal. Bon Iver en la posición que el año pasado ocupó Pearl Jam (cabeza de cartel del primer día), mal. Bon Iver después del trallazo de Iggy Pop, mal. Bon Iver en estudio, en Spotify, en tu casa, bien. Pero en un festival masivo y a las 22:30, mal.

Ni un ápice de esto fue culpa del wisconsiniano, que puso toda su carne en el asador… Simplemente no era la carne correcta, ni el asador adecuado. Que el "gran cabeza de cartel" congregue a menos asistentes que prácticamente cualquier otro concierto del festival dice mucho. Y que más allá de las primeras filas el grueso del público estuviese sentado o tumbado en el césped (artificial), también. Aún así un par de canciones consiguen sacar al público de la somnolencia, principalmente "Skinny Love", "Faith" y "For Emma".  

 madcoolboniver

 

De cualquier forma la sangría de gente en dirección a otros escenarios, barras y baños es constante, y cuando nos queremos dar cuenta nosotros mismos estamos ya situados en el escenario donde Noel Gallagher y sus High Flyin’ Birds se preparan para descargar su intenso britpop.

 

madcoolnoelgallagher2

 

Noel ha alcanzado la madurez creativa experimentando y bebiendo del pasado a partes iguales; con ya tres discos en solitario a sus espaldas tras la separación (definitiva?) de Oasis en 2009, el repertorio de sus conciertos tiene que oscilar necesariamente entre lo que el británico quiere tocar ahora mismo (sus canciones propias, claro) y lo que el gran público quiere oír (las canciones de Oasis, claro). 

 

madcoolnoelgallagher

 

Grandes canciones de Noel Gallagher como "Keep On Reaching" o "She Taught Me How To Fly" quedan naturalmente eclipsadas en cuanto los trallazos de su ex-banda empiezan a atronar sobre Madrid: "Little By Little", "Stop Crying Your Heart Out" y la inefable "Wonderwall" (el gran hit de Oasis), coreada hasta por los guardas de seguridad que se esfuerzan en repartir agua -embotellada y con manguera- entre las primeras filas de sofocados fans.
 

madcoolnoelgallagher3

 

El cierre con "Don’t Look Back In Anger" (himno transgeneracional, universal) y "All You Need Is Love", de los Beatles deja con buen sabor de boca a los miles de asistentes, que a la 1:30 de la madrugada han de escoger dolorosamente entre el indie-afro-pop fresco de Vampire Weekend y el garage rock abrasador de The Hives. Aunque los neoyorkinos reúnen a la mayor parte del personal a estas horas, nosotros optamos por ponernos bajo la tormenta sueca de Pelle Almqvist y sus muchachos.

 

 madcoolthehives

 

Que The Hives pasaron su mejor momento en estudio (sus grandes, grandes hits datan de 2000, 2004 y 2007) es evidente, pero también lo es que 25 años después de su formación siguen siendo una de las mejores bandas en directo que el que suscribe ha tenido la suerte de ver.

Con las arengas y chanzas en perfecto castellano del cantante y con una de las bandas más engrasadas y entregadas del panorama del rock internacional (esto es así), pasar un buen rato está garantizado. La locura de "Hate To Say I Told You So", "Main Offender" o "Tick Tick Boom" nos mecen a 130dB hasta que los suecos se despiden y toca hora de volver a casa (que son 80kms, poca broma!).

madcoolthehives2

 

Segunda jornada y de nuevo un lujazo entrar al festival y encontrarte a Sharon Van Etten tocando himnos del folk rock como "Tarifa" y "Serpents", aunque es cierto que basa gran parte de su repertorio en su álbum más reciente, de este año, y eso apaga un poco los ánimos de la concurrencia (que a estas horas y a estas temperaturas tampoco es que tenga ganas de mucho más que simplemente sobrevivir y evitar la lipotimia).

 

madcool2019ambiente

 

De ahí a ver a Miles Kane, pequeña debilidad nuestra, que pone el segundo escenario patas arriba con himnos indies como "Inhaler", "Rearrange" y "Come Closer" (tres de las canciones que más veces habremos escuchado en nuestras discotecas de rock a principios de esta década). Miles es amigo de la infancia de Alex Turner (Arctic Monkeys) y de ahí le viene el ramalazo espídico y garage del que adolecen gran parte de sus canciones, pero también ha abierto sus horizontes hacia la psicodelia y la experimentación, sin grandes alardes pero lo justo para no encasillarse en el estilo mod revival.

Un sonido algo deficiente el del amigo Kane, todo lo contrario que el de The National en el escenario principal, cabezas de cartel del viernes solventes aunque algo sosos para esta hora y este escenario. Aunque no son santo de mi devoción en estudio, reconozco que se sacan un muy buen directo de la manga, aunque adolece de las mismas fallas que sus álbumes, especialmente el último: canciones demasiado planas, cantadas en tonalidades demasiado bajas como para ser "cantables" y con un tempo demasiado lento para ser "saltables".
 

madcoolnational

 

O sea, mala mezcla para liderar la segunda jornada de un festival al que se entiende que la gente viene a bailar, saltar y canturrear. Y se nota porque cuando desenfundan la artillería pesada (osea, las canciones más animadas y coreables) el público se activa como si les hubieran cargado las pilas: "Mr. November", "Don’t Swallow The Cap", "Graceless" y especialmente "Day I Die" con el cantante sumergido en mitad del público (peligroso pero agradecido movimiento) sonaron potentes y divertidas, suficiente para levantar el ánimo de un público que por segunda noche consecutiva sufría una mala elección de cabeza de cartel (o al menos de hora y escenario).

 

 madcoolnational2

 

Por suerte estaban los Smashing Pumpkins para arreglarlo. Los de Billy Corgan son una de las bandas más erráticas e impredecibles que conocemos. Podían haber liderado el mundo porque tenían los caballos ganadores (Siamese Dream, Mellon Collie, Adore), pero se enredaron en luchas entre ellos y contra las drogas y se separaron en el año 2000, reuniéndose en 2006 para entregar varios álbumes de calidad dudosa y con miembros de la banda entrando y abandonándola cada pocos meses.

Sin embargo el año pasado dieron el bombazo de la reunión de la formación original, momento en el que han vuelto a estar bajo todos los focos. Con una escenografía muy cuidada (¿la mejor de todo el festival? Ahí lo dejamos) y con una batería de hits inapelable, los Calabazas se comen con patatas a los cabezas de cartel "oficiales" hasta ese momento.

 

madcoolsmashingpumpkins2


El trallazo de "Butterfly With Bullet Wings", "Cherub Rock", 1979 y la amarga dulzura de "Ava Adore" son de las más coreadas, y el concierto solo tiene dos pequeños fallos: el sonido es algo confuso y embarrado en las filas cercanas al escenario (aunque mejora con la distancia, y también para la gente que lo ve desde casa a través de TVE La2, grande apoyando la cultura), y el setlist es algo errático, con demasiados altibajos entre los evidentes hits y canciones más desconocidas de los álbumes de la "época oscura". De cualquier manera, muy top ver de nuevo juntas a estas personas que han sido banda sonora de tantas vidas. 

madcoolsmashingpumpkins


Y de los Smashing peregrinamos para ver al único plato fuerte nacional del festival: Vetusta Morla. Hace solo un año que congregaron a 38.000 personas en Madrid, la mayor multitud en un concierto único de una banda española desde la reunión de Héroes del Silencio en 2007, pero aún así hoy reúnen a una multitud mayor que la de casi cualquier banda que haya tocado hasta ahora en el Mad Cool. Y con motivo. La banda es perfectamente consciente de lo excepcional de su presencia en el escenario principal y salen a darlo todo desde el primer minuto, con un repertorio-apisonadora equilibrado entre su último álbum y las tres entregas anteriores.
 

madcoolvetustamorla2

 

Bombazos añejos como "Valiente" y "Mapas" empastan perfectamente con "Deséame suerte", "Consejo de sabios" o "La vieja escuela", y el público canta cada una de las palabras de todas ellas sin preocuparse de su procedencia. Pucho está en estado de gracia y, pasando ya de los 40, está en el mejor estado de voz de su carrera. También en el más reivindicativo: tras gritar alto y claro que "abolir Madrid Central [la prohibición de acceder a la "almendra central" de Madrid con coches contaminantes] es un ATENTADO contra la ciudadanía!", pide que los políticos dejen de enredarse en peleas de patio de colegio y trabajen por nosotros. Vetusta Morla nunca han escondido su simpatía por los movimientos ciudadanos progresistas, y su público lo agradece. También se agradece la petición de que haya más bandas nacionales en este festival, y no solo en los escenarios "menores" si no bien altos en la programación. Ojalá la organización lo escuche y arregle ese punto: la música patria no puede faltar de manera tan flagrante en el que aspira a ser el mayor festival de la nación.

 madcoolvetustamorla


El festival enfila su última jornada (la tercera , descontando la fiesta de bienvenida con Rosalía como estrella el pasado miércoles)... hoy, los asistentes acusan el tirón, no en vano son tres días dándolo todo bajo temperaturas de 33-38ºC. Aunque la música todo lo cura y todo lo puede, y en nuestro caso esta última jornada empieza con los enormes Mogwai descargando su tormenta sonora casi enteramente instrumental. Cuando las canciones no tienen una letra reconocible es difícil medir el nivel de enganche con el público, pero las generosas y sonoras ovaciones tras cada una de ellas (e incluso durante varias de ellas) lo dejan perfectamente claro: los padres del post rock instrumental siguen en perfecta forma y marcando el camino para bandas como Explosions In The Sky o This Will Destroy You, que han popularizado y ampliado el género hasta audiencias más generalistas.

De Mogwai al virtuosismo de Prophets Of Rage, superbanda liderada por Tom Morello y Tim Commerfold de Rage Against The Machine y con integrantes de Public Enemy y Cypress Hill. Con un concierto absolutamente político y rebelde ponen en pie a una gran multitud -nos preguntamos cuántos realmente estarán de acuerdo con las incendiarias proclamas anarquistas y anti imperialistas que ahora aplauden- que termina estallando con una canción de las que valen una carrera entera: la brutal Killing In The Name, con Morello desatado sonando a Hendrix y a Satriani, pogos descontrolados y vasos de cerveza volando por los aires.

 

madcoolmogwai

 

De la explosión al bajón por el único retraso notable del festival: se anuncia en las pantallas que The Cure saldrán a las 23:30 en lugar de a las 23:10 anunciadas. Bueno, pues así sea, no en vano son EL cabeza de cartel y tanto la organización como el público lo saben. Robert Smith y sus compadres llevan 40 años siendo referente de todo y de nada (porque, en serio, ¿qué hacen? No es post punk, no es tampoco rock gótico, ni new wave, pero hacen todo eso y mil cosas a la vez), y hoy toca rendirles pleitesía como la pieza clave de la historia de la música que son.

Desgranan una batería de canciones que son Hogar para muchos de nosotros, e incluso en las menos conocidas el público mira embobado a esos cinco ingleses que, demonios, están ahí pasando de los 60 años y sin embargo tocan como si acabaran de cumplir los 25. La voz de Robert suena impecable, la guitarra de Reeves Gabrels suena implacable y la mención honorífica se la lleva Simon Gallup que con su bajo rojo es el auténtico líder escénico de la banda, botando de un sitio a otro del escenario, jugueteando con el resto de integrantes y animando al público. Impresionante.

Cuando tu discografía supera por mucho las 150 canciones, seleccionar una veintena para tocar en un festival ha de ser harto complicado, pero aún así aciertan el tiro con "Pictures Of You", "Lovesong", "Burn" (de las más coreadas y de las más conocidas para los no tan fans, por su inclusión en la película de "El Cuervo"), "Push", "Just Like Heaven", "A Forest" y la traca final tras el bis: "Lullaby", "Friday I’m In Love", "Close To Me" y la canción que a muchos nos enganchó a esta banda: "Boys Don’t Cry", como colofón a su concierto y al festival. Dos horas y media de bolo sin estridencias, con buen sonido (algo embarrado por el bajo en la segunda mitad, arreglado para el bis) y con la mayor asistencia de todo el festival: más de 45.000 personas que se rinden ante la evidencia, la experiencia es un grado y si The Cure siguen llenando pabellones 40 años después por algo será. 

 

madcoolcure

 

Resumiendo: ha sido un Mad Cool notable, el más cómodo aunque no por gusto de la organización si no porque miles de los asistentes del año pasado se han negado a exponerse al mismo caos y desorganización, y también a un cartel menos brillante y potente. La disminución del presupuesto se ha notado también en los medios puestos a disposición de la prensa (nada que ver el lujo de la zona de prensa del año pasado con la de este, lo mismo para el pack de acreditación), pero eso es algo completamente accesorio y que el público no nota.

Terminamos copiando el extracto final de nuestra crónica de Mad Cool 2018, "El festival tiene que replantearse su estrategia de ser los más grandes, y optar por una planificación más relajada que permita a los asistentes disfrutar de más conciertos con menos agobios... Si lo hacen, es posible que entonces sí estemos ante el festival más importante del país". Bueno, pues en retrospectiva efectivamente eso ha ocurrido -aunque no porque la organización nos haya hecho caso si no por mandato popular- y si el cartel de 2020 es tan atractivo como nos comentan que puede ser, efectivamente estaremos ante el gran festival (en todos los sentidos) que el centro del país necesita.


 madcoolvetustamorla3

 

laganzua.net

© copyright 2001-2018

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Google +

La Ganzua en Youtube La Ganzua en Tuenti

laganzua.net © copyright 2001-2018

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

creditos

mapa web

protección de datos