Esta web usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

CRONICA: Depedro + Pez Mago - Santiago de Compostela, A Coruña

DEPEDRO, la increíble historia de un músico bueno


Por: Xabier Sanmartin C.

Depedro en Santiago de Compostela, A Coruña, crónica concierto

30 Enero, 2014 | Xabier Sanmartin C.

30 Enero de 2014 en Teatro Principal, Santiago de Compostela, A Coruña

  • · Grupos: Depedro + Pez Mago
  • · Público: Unas 200 personas [3/5 de aforo].
  • · Precio: 12 euros en venta anticipada, 15 euros en taquilla.
  • · Promotora: Ciclo Intimo & Acústico, Concello de Santiago.

Algunos quieren convertir la cultura en un lujo pero el sol del talento no se apaga. Llama a la puerta, la abre, Depedro lo hace. Jairo Zavala cruza el mundo desde hace cinco años con canciones fronterizas que tienen más público del que parece. Aquí y fuera. Aunque hace dos años le robasen alguna Les paul y Gibson, el sonido que extrae a su actual guitarra acústica le distingue. El amigo latino de Caléxico ha crecido. Depedro encarna la increíble historia de un músico bueno.

 

Depedro, Jairo Zavala, lleva 22 años tocando con Lucas Álvarez de Toledo, alias Pez Mago, así lo ha dicho durante su concierto en Santiago. La noche se ha abierta con Lucas como telonero y casi showman ["Hola, soy... calvoautor"] presentando su recomendable disco, producido por el propio Jairo.

La enérgica canción "Lo que más gusta" ha iniciado un set de veinte minutos donde Pez Mago ha empezado enchufando mal la guitarra... "Ya decía yo que sonaba bajísima", ha explicado salvando con humor el desliz. "Colgar de tu hombro" ["Puedes contar conmingo... como un amigo si viene el frío"] ha elevado los aplausos igual que la espléndida "Floto" ["Floto porque me has quitado el peso... de otro corazón que había en mi cuerpo"], añadiendo entre esa triada una novedad: "Cruzando", la historia de alguien que busca otro mundo saltando muros de cuchillas, una composición valiente pero aun poco pulida.

Depedro, ya con Jairo, Lucas [guitarra, teclados, voces] y el impresionante batería Andrés Litwin [apoya también con teclas, corsos y bajo ], han descorchado toda su energia sin tregua abriendo el set a los cinco segundos de saludar con un éxito seguro: "Solo contigo, solo soy feliz si yo te miro... basta tu aliento para que me sienta como el viento".
Ese fraseo inicial de "Como el viento", corte de lo mejorcito de su álbum homónimo de 2008, ha encendido la grada.

Tras esos cuatro minutos, público volcado, músicos sonrientes, frio fuera, canciones de abrigo dentro... he descubierto que a veces es fácil predecir el futuro. Todos y cada uno sabíamos al instante que íbamos a compartir un gran concierto.

Esa fusión, palabra fea que ellos manejan sin subrayado, con naturalidad, brilla al galope al tocar "Nubes de Papel" [EMI / Pias Spain. 2010] con todo el mundo coreando "Estoy llamando a tu puerta, esa que nunca está abierta... esa que voy a romper]".

Desde un repertorio centrado en la mitad de los trece cortes de su último disco largo, La increíble historia de un hombre bueno [Warner, 2013], Depedro, con la voz muy en primer plano, sabe que tiene estribillos logrados e imágenes muy evocadoras que casan bien con una instrumental que funde raices latinas y estadounidenses.

Sus amigos Calexico, compañeros de viaje como Amparanoia y Los Coronas o bandas de otra generación como los Radio Futura más latin, todos esas influencias bien mascadas han hecho que Jairo tenga un cancionero al que sabe poner voz y letra propia. Formado en bandas previas como La Vacazul o 3.000 Hombres [ahí coincidió con el bajista de Los Coronas Javi Vacas, también su manager], el triunfo de Jairo, que ya llena salas de medio aforo, es la increíble historia de un músico bueno, muy bueno.

El concierto avanza y la emoción de su mano. Cae también "All the way to the groud"... notas que van disfrutando, sonrientes, meciéndose en tempos medios que son capaces de llevar muy arriba pero también hacia el susurro [en las partes más suaves del set sonó casi toda la noche una chicharra que mordía la calidad del sonido hasta que acabamos por olvidarla camuflada como parte del paisaje].

A la media hora, extraen una versión de Condifencias, nuevo álbum en formato EP. Y atacan una versión de "En el lago", original de Triana, que no frasean muy allá a nivel vocal. Se vengan cerrando ese cover con un pasaje instrumental intenso y un ritmo a ratos de rock vacilón que tanto le gusta a Fernando Pardo [capo de Los Coronas].
Luego hacen, de ese mismo disco, "You and I", con Lucas a la voz, cantanda en inglés pero sin el encanto que sí tiene el corte siguiente, "La Memoria", de su debut homónimo de 2008 ["He oido que hay mucha gente cansada de este pan y circo"]. No todo es tocar, Jairo y la banda hablan con el público, jalean sin pasarse, bromean, piden algun coro [apenas hace falta], algun "uuuu" u.... "oooooo". Todo para Compartir, escrito con C mayúscula... de Canción.

Vuelven a "Nubes de Papel" [2010], retomando página romántica con la dulce "Tu mediodía ["Tu gastas tu vida junto a la mía"], buen ejemplo de autoría, de personalidad sin exceso, eso que algunos no saben entender, no daré nombres.

Jairo vuleve a la voz ajena con "LLorona", clásico anónimo de la música popular mexicana popular por aquí desde el alma de Chavela Vargas, y que en Santiago ellos interpretan junto a "Eternamente" ["Tu sabes que te amé, te amo y te amaré"]...
Cumplida la hora, Depedro tienen el detalle de invitar a Adrián Costa, músico compostelano que fue parte del grupazo blues Los Reyes del KO [junto al harmonica Marcos Coll] y que apoya con su guitarra un cierre festivo basado en "El Pescador", latinizando aun más la noche.

Se van todos y tras hacerse de rogar minuto y pico... vuelven [Adrián también] para un bis donde incluyen "¿Qué habeis hecho?" ["Esto es nuestro, y nuestro cuerpo lo que nos duele"] suena con ira, a reivindicación urgente en estos dias de poco vino y mucha rosa con espina. Añaden juerga absoluta, ya con el público en pie desde hace veinte minutos, tocando "Comanche"... coros, palmas, ritmo arriba, abajo, bailes, fista que Jairo quiebra para despedirse, solo en escena, suave con "Diciembre" y un gigantesco coro femenino arropándole tras hora y media a la espera de que el héroe de otoño, y la heroina de invierno, se vuelvan a ver el año que viene.

laganzua.net

© copyright 2001-2019

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Google +

La Ganzua en Youtube La Ganzua en Tuenti

laganzua.net © copyright 2001-2019

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

creditos

mapa web

protección de datos