Esta web usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

CRONICA: Carlos Sadness - Santiago de Compostela, A Coruña

Carlos Sadness, donde canta luce el sol


Por: Xabi Sanmartín C. Foto: Rodrigo Díaz / RODA Fotografía

Carlos Sadness ofrece pop hecho de verano y amor/desamor. Donde canta luce el sol. Sus estribillos dan voz a experiencias colectivas de una generación por debajo de los millenials. Y sus coreadas letras surfean ritmos cálidos que coleccionan llenos. Y con razón.

24 Marzo, 2018 | Xabi Sanmartín C. Foto: Rodrigo Díaz / RODA Fotografía

24 Marzo de 2018 en sala Malatesta, Santiago de Compostela, A Coruña

  • · Grupo: Carlos Sadness con banda
  • · Público: Unas 200 personas.
  • · Precio: 13 euros en venta anticipada / ENTRADAS AGOTADAS.
  • · Promotor: Mahou / Sony / Esmerarte.

Carlos Sadness ofrece pop hecho de verano y amor/desamor. Donde canta luce el sol. Sus estribillos dan voz a experiencias colectivas de una generación por debajo de los millenials. Y sus letras surfean ritmos cálidos.
Su estilo late cerca de referentes de nuestra escena como Delafé y las Flores Azules o de influencias foráneas como los festivos Crystal Fighters pero a base de sacar logrados EPs, Sadness, cantautor de sana locura, va asentando una carrera que no es flor de un día. Y su verano se alarga.

Carlos Sadness llenó la sala Malatesta, o casi. Algo más de 200 personas nos juntamos para ver su concierto con banda [tres más él]. Previsto para las 21.30 h., el show arrancó a las 21.40 horas con el evocador "Hale Bopp", tema seguido de "Amores Flacos". Bastaron diez minutos para probar que el local estaba repleto de fans, con cinco voces femeninas por cada coro masculino.

El primer subidón llegó con "Te Quiero un Poco", quinta esencia del pop cuasi tropical que ofrece Sadness, a quien cuesta imaginar en la vida caminando sin camiseta de manga corta, sandalias o chanclas, o sin un ukelele cerca mientras pasea desgarbado con su pelambrera peinada/despeinada. Eso sí, le costó más de media hora quitarse su clásica cazadora de cuero negro con flecos cherokees.

Así fueron sonando... "Amor Papaya", "Miss Honolulu", Au Revoir" [corte vecino del universo mediterráneo de Delafé]... con Carlos marcándose varios mini monólogos cómicos muy aplaudidos por un público que, a ratos, era capaz de convertir el recinto en salón de karaoke debido a sus ganas de cantar y compartir... en una noche de mucho calor con llamativo photo call de los promotores cerca de la barra pero que fue poco usado por una generación que se basta y se sobra para llenar su móvil de vídeos y selfies...

Arropado por tres músicos uniformados con la clásica camiseta indie bicolor de mangas uniformes, a Sadness le costó calmar por un instante las ganas de fiesta de su público. Y él encantado, cantando, bailando y en ocasiones bebiendo agua pese a ser un evento patrocinado por una marca de cerveza que, eso sí, fue citada en una de las improvisaciones rapeadas de sus bises :)

La balada "Semitransparente" trató de rebajar la euforia de la sala. El músico pidió permiso para hacer "un tema down"y tras el remanso llegó otro hit de la noche: "Hoy Es El Día". Sonando después... "Días Impares", "Física Moderna" [con aire a Sidonie] y "Bikini" [canción perfecta para tardes de verano tomando piña colada], momento, por cierto, que fue uno de los pocos del set list con espacio para el lucimiento instrumental de la banda, lo que fue bien aprovechado para poner a todo el local a bailar. Eso sí, locura con freno, ya que alguien les pidió que se presentaran a Eurovisión y Carlos respondió: "No, no me lieis, que yo quiero tener una carrera larga".

Tras recordar que tocó por última vez en Santiago hace siete años como telonero de Bebe, Sadness y la banda se abandonaron hacia la recta final de un concierto que duró algo más de dos horas y en cuyo bis sobresalieron temas como "Que Electricidad", canción de 2015 que alterna recitados con partes cantadas como si fueran himno colectivo ["Esto es algo que sucede una vez y nunca más"], y la también esperada... "Longitud de Onda", parte de su último disco Diferentes Tipos de Luz, un tema más calmado ["Creo que puedo volver al lugar pero no al momento"] pero con una cadencia cálida perfecta para evocar la nostalgia de los buenos momentos que se han fugado y que todos buscamos. Ese es el pop de Carlos Sadness, el de los instantes donde luce el sol emocional.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON Carlos Sadness

entrevistas 06 Septiembre, 2016

"Los tiempos o estrategias de marketing han de adaptarse a la creatividad, que es sagrada"

Carlos Sadness entrevista setiembre 2016Carlos Sadness domina el pop vitalista. Es el primo europeo de bandas como Vampire Weekend y Crystal Fighters. Ya sabe lo que es llenar salas de...

laganzua.net

© copyright 2001-2018

gestión y desarrollo: Amplitude

 

Noticias

Agenda de Conciertos

Festivales de Música

Crónicas de Conciertos

 

Críticas de Discos

Entrevistas

Blog

Reportajes

Foro

 

publicidad y promoción

contacto

mapa web

créditos

protección de datos

 

La Ganzua en Facebook
La Ganzua en Twitter
La Ganzua en Google +

La Ganzua en Youtube La Ganzua en Tuenti

laganzua.net © copyright 2001-2018

gestión y desarrollo Amplitude

contacto

publicidad

creditos

mapa web

protección de datos